Introducción a los suplementos deportivos

El tema de los suplementos deportivos y su consumo es un tema que provoca bastante controversia. Por un lado se encuentran aquellos que consideran que el consumo de suplementos deportivos es totalmente correcto si se realiza de manera adecuada y bajo supervisión profesional y, por otro lado, se encuentran aquellos que consideran que el consumo de la dichos suplementos es negativo para el normal funcionamiento y desarrollo del organismo humano.

¿Qué es un suplemento deportivo?

Se considera suplemento deportivo toda ayuda complementaria y necesaria para ejercer una actividad deportiva; o sea, para contribuir a la ejercitación del organismo.

Los especialistas dividen los suplementos deportivos en varios grupos:

Tipología suplementaria

Por un lado, está la suplementación mecánica. Esta es la que se utiliza externamente para mejorar las cualidades de resistencia corporal y aumentar el carácter placentero de la actividad deportiva. Un ejemplo pueden ser las zapatillas deportivas, medias, mochilas o minibolsos para llevar celulares u otros objetos durante el entrenamiento, determinadas prendas que se usan para mantener la temperatura corporal, botellas plásticas para la conservación de líquidos, guantes, etc.

Otra forma de suplementación es la farmacéutica. En este grupo encontramos todo lo que son los esteroides anabólicos y todos aquellos suplementos producidos en el marco de la industria química y en laboratorios.

Otra de las suplementaciones es la nutricional que es la que se refiere al sistema de dietas y tipo de alimentos que se utilizan, siempre en acompañamiento de la dieta diaria, para estimular el rendimiento en el gimnasio o durante las actividades deportivas.

La última tipología de suplementación es la psicológica. Esta se desarrolla en el marco de una especialidad conocida como la Psicología deportiva. La suplementación psicológica se fundamenta en que los atletas, inclusive los gimnastas requieren condiciones psicológicas óptimas como lo es un alto grado de concentración a la hora de realizarla actividad deportiva. Se trata de que ir al gimnasio no es solamente ir por ir sino que el sujeto debe ver en esta actividad un medio de reflexión, meditación, un medio para evitar el estrés y, en fin, un medio de diversión y relajación mental. Es por eso que consideramos que asistir al gimnasio no es un pecado, es un método más de desarrollo mental y corporal y eso es también salud.

consejos, tipos, beneficios y efectos de consumir suplementos deportivos

Beneficios y Ventajas de la suplementación

Los suplementos deportivos tienen varios beneficios que son importante tener en cuenta:

1- El primero de estos es que cubren necesidades nutricionales conocidas como es el aporte de nutrientes, proteínas, aminoácidos, etc. Tengamos en cuenta que durante el ejercicio en el gimnasio se pierde mucha energía, por lo que, en dependencia de la intensidad y la frecuencia con la que asistimos al gimnasio, se debe suplementar esta pérdida.

2- El segundo beneficio de los suplementos deportivos es la ayuda fisiológica directa. Un ejemplo es la creatina que puede ayudar grandemente en ello.

3- El tercer beneficio es el efecto placebo. Ello se refiere a la estabilidad o placer mental de practicar ejercicios y consumir una correcta suplementación nutricional.

A su vez los suplementos deportivos, en sentido general, pueden acarrear problemas que, de igual manera, enumeramos introductoriamente algunos aquí:

Problemas y Efectos secundarios

1- El primero de estos es el costo de adquisición de los suplementos. En este sentido debemos tener muy claro y ser concientes de que la industria de los suplementos busca, en su despliegue comercial, obtener la mayor cantidad de dinero posible de sus clientes. Para ello venden productos muy caros debido al costo de producción de los mismos y, de igual manera, las distribuidoras de suplementos y las tiendas mismas suelen incrementar estos precios para obtener la mayor ganancia posible de cada venta. Es por estas razones que siempre recomendamos realizar un plan sobre el consumo mensual de los suplementos deportivos y las secciones de gimnasio que realizaremos para conocer exactamente cuánto dinero desembolsaremos entre la suplementación deportiva y la membresía del correspondiente gimnasio. Para ello también recomendamos sustituir temporalmente de vez en vez y en lo posible, aquellos suplementos farmacéuticos por otros naturales de igual o mejor efectividad y de menor coste.

2- El segundo problema son los efectos negativos: este es un aspecto importantísimo , puesto que es muy frecuente en los jóvenes o aquellas personas que se inician en el gimnasio sin una supervisión constante de especialistas. La cuestión aquí radica en que muchas veces se consumen los suplementos abusando grandemente de sus dosis. Con ello queremos significar que los efectos secundarios negativos de la ingesta de suplementos deportivos farmacéuticos y nutricionales están dados por exceder las raciones indicadas en cada producto. Un ejemplo claro puede ser el consumo excesivo de creatina bajo la inocente idea de que mientras más consumamos más rápido crecerán los músculos. Dicho exceso, en el mejor de los casos, conllevará solamente a efectos como trastornos renales, del hígado y abundantes diarreas líquidas que pueden acarrear una severa deshidratación y otras complicaciones si no se actúa a tiempo. No obstante, sobre este tema ya hemos hablado en el artículo sobre sus efectos secundarios.

3- Otro de los problemas bastante frecuente en la suplementación deportiva es precisamente el dopaje inadvertido. Este ocurre cuando se consumen suplementos sin ser concientes de que un examen de dopaje puede dar positivo. En este tema debemos aclarar que muchas veces ocurre que los atletas consumen el producto sin informarse previamente si puede dar positivo en los exámenes de dopaje o si contiene componentes que pueden acarrear dopaje. Otras veces sucede que las personas intentan buscar el aviso o advertencia de dopaje en el producto antes de comprarlo, pero el producto no lo anuncia y, aún así, deciden comprarlo y consumirlo. Esta última posibilidad puede suceder por múltiples razones de negligencia o intencionalidad por parte de los productores del suplemento correspondiente.

Otro efecto polémico es la pérdida de las verdaderas prioridades deportivas. Debemos tener muy presente de que la perspectiva de la ingestión de suplementos deportivos es precisamente suplementar la actividad o rendimiento deportivo. Ello significa que todo va en función de la actividad deportiva. Por eso los suplementos se usan en última instancia y nunca como dieta fundamental. Entonces debemos evitar aquellas conductas bastantes comunes donde los sujetos dejan de ingerir frutas, vegetales, carne, leche, pescado, etc y sustituyen 100% estos alimentos por suplementos deportivos. Por ejemplo, 10 claras de huevos comprenden aproximadamente 75 gramos de proteína pura y siempre va a ser más útil que dos porciones y medias de whey protein. Siempre que podamos escoger debe consumirse el alimento natural y en ausencia o deficiencia de este complementamos con el suplemento deportivo. Esta es la idea y perspectiva que nunca debe perderse en las dietas de aquellos quienes acudimos regularmente al gimnasio.

También debemos tener muy claro que sustituir una sección de entrenamiento en el gimnasio por el consumo doble de suplementos no significa que vamos a desarrollar más nuestro organismo. Esto lo aclaramos porque es muy frecuente encontrar personas que un día deciden no ir al gimnasio y toman suplementos como sustitución del entrenamiento.

Los 4 grupos principales de suplementos

Ahora bien, teniendo en cuenta los diferentes efectos positivos y negativos de la ingestión de suplementos deportivos y las finalidades por las que las personas los ingieren, los especialistas han clasificado a las personas en cuatro grupos fundamentales. No obstante, nos centraremos solamente en el grupo 1. El grupo 1 está compuesto por todas aquellas personas que quieren cambiar su composición física, por un lado, y los que quieren aumentar su rendimiento físico, por otro lado. Conforme a este grupo los suplementos deportivos son divididos en cuatro grupos también:

El grupo A de suplementos: este es el grupo que se ha visto que realmente aportan beneficios a los gimnastas que lo consumen. En este grupo de suplementos se conoce a ciencia cierta los beneficios y están probados científicamente. En esta obra solamente haremos mención de los suplementos deportivos que pertenecen a este grupo. Ejemplo de estos suplementos son las bebidas energéticas prentrenamiento, durante el entrenamiento o postentrenamiento. Aquí es importante que el comprador se percate de que la bebida contiene de 5 -7% de hidrato de carbono. Pues si se bebe una bebida con mayor porcentaje que la enunciada (5-7%) la fuerza ejercida durante el entrenamiento y la concentración de ácidos pudieran provocarle fuertes dolores de estómago y constantes interrupciones para ir al baño y ello, obstaculizaría el normal y efectivo entrenamiento. Si queremos aumentar de peso el consumo de estos líquidos energéticos es beneficioso porque aportan cierta cantidad de calorías que con un adecuado porcentaje de hidrato de carbono (5-7%) permiten mantener estables los niveles de Glucosa sanguínea y así se evita la fatiga mental y física; pero también ayudan al aumento de peso. Si, por el contrario se pretende bajar de peso, recomendamos que el consumo de estos líquidos energéticos sea mucho menos y más controlado para evitar el exceso de calorías y con ello el aumento de peso.

Otro suplemento que encaja perfectamente en este grupo es la proteína. La proteína es muy necesaria para construir músculo, pero existe un punto donde deja de ser útil. Es aquí donde se torna entonces peligrosa. En el caso de la Proteína de suero de leche se considera que esta es una de las más recomendadas porque es de fácil y rápida absorción. Esto ocurre con mayor intensidad cuando se combina con carbohidratos simples. Por otro lado está también la Proteína Caseína que se diferencia del Suero de leche por ser de lenta absorción. Por eso, los gimnastas la consumen antes de dormir. Otros de los suplementos de este grupo son los geles para deportistas. Estos son útiles porque aumentan la resistencia, elasticidad e hidratación. No obstante, el exceso de su uso puede acarrear trastornos e intolerancia gastrointestinal. También podemos encontrar las barras para deportistas. Estas son útiles en cuanto poseen vitaminas y minerales y muchas veces tienen hasta creatina. Lo que sí debemos destacar es que siempre debe observarse la cantidad de cada producto porque muchas veces el gramaje es tan poco que se torna insignificante. Así podremos encontrar algunos suplementos que sería imposible tratarlos todos en este artículo.

Grupo B: son aquellos suplementos que se conocen los beneficios que proporcionan pero aún no existen pruebas contundentes al respecto y se requiere de una mayor investigación aún.

Grupo C : Estos son los suplementos que se ha comprobado científicamente que no funcionan y no aportan beneficios. Aún así se venden en el mercado y, aunque parezca incierto, en este grupo y el grupo D que trataremos a continuación se encuentra el 80% de los suplementos que hoy en día venden en las tiendas.

Grupo D : comprende todas aquellas sustancias que son prohibidas y que también pueden ser registradas por las comisiones antidopaje en un examen.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.