Es evidente que el tipo de creatina que cada persona consuma determinará los resultados que puedan conseguir. Cada año aparecen más marcas en el mercado y puede ser difícil saber escoger cuál es el mejor producto. Los principales tipos de creatina y sus diferencias las puedes observar a continuación:

Creatina monohidratada:

La monohidratada es la forma más común en la que se presenta este suplemento. Es, además, la que utilizan en la mayoría de estudios científicos. Normalmente se presenta con agua para ofrecer hasta el 88% de creatina pura por molécula. En otras palabras, un gramo de creatina monohidratada suplirá 4.4 gramos de producto activo al cuerpo.

A pesar de todos los productos novedosos que van saliendo, la monohidratada es aun la más utilizada de las creatinas.

Creatina monohidratada

Monohidratada

Micronizada o molida:

La creatina micronizada es esencialmente monohidratada, pero en moléculas mucho más pequeñas, es decir, ha sido micronizada, que significada que sus moléculas han sido cortadas o divididas. Este proceso reduce el área superficial de la creatina y la hace más fácil de absorber y reduce el riesgo de incomodidad estomacal. También reduce el efecto de hinchazón. Se piensa que es más pura y más efectiva que la monohidratada por su procesamiento.

Fosfato de creatina:

Como hemos mencionado anterioremente, para que sea efectiva, primero se tiene que unir con un grupo de fosfatos para crear fosfato de creatina. Esto parece sugerir que si tomas directamente el fosfato como suplemento supondrá mejores resultados que la forma monohidratada, ¿verdad? Probablemente no: la realidad es que el fosfato de creatina tiene solo 62.2% de creatina por molécula mientras que en forma monohidratada llega hasta el 88%. Además, el fosfato nunca se ha demostrado como más efectivo que el primer tipo y es más caro a la hora de comprarlo.

Citrato de creatina:

Esto es básicamente normal unida a moléculas especiales para incrementar la absorción. Este tipo se mezcla extremadamente bien, pero solo tiene 400 miligramos de creatina activa por gramo. Además, es muy cara. Sin embargo, causa menores problemas estomacales en aquellos que son susceptibles a sufrirlos.

Creatina Etil éster (CEE):

Concebida como el futuro de la suplementación, parece que la CEE tiene porcentajes de absorción diez veces mayores que la normal debido a su solubilidad. Su solubilidad mejora su transporte a través de membranas biológicas como el músculo.

Básicamente, la CEE es creatina monohidratada enlazada a un éster. Recordemos que un éster se produce cuando una molécula de alcohol se combina con un ácido. Las moléculas normales tienen un final positivo y otro negativo. Sin embargo, el éster atado a la molécula contrarresta sus cargas y favorece su absorción.

No se han podido hacer muchos estudios científicos con CEE, pero algunos informes sugieren que mejora la monohidratada en varias maneras. Los diferentes beneficios del CEE incluyen una absorción más rápida, se necesitan menores dosis y la eliminación del efecto de hinchazón.

Creatina

Kre-Alcalina:

Esta forma  es procesada a un PH mayor que la monohidratada normal, por lo que se cree que tiene una de las velocidades de absorción más rápidas de todas.

La normal se descompone en un producto llamado creatinina antes de que el componente activo se absorva y esto reduce el ratio de absorción. Con esta variante, esta conversión a creatinina se detiene y mejor el índice de absorción como resultado.

Además, no es necesaria la fase de carga, no se produce hinchazón y se aceleran los resultados.

Suero:

Es una de las formas más controvertidas ya que existen informes muy variables, desde los que le otorgan resultados fantásticos hasta los que muestran ningún resultado. Realmente, es creatina disuelta en agua, a menudo con varias vitaminas y aminoácidos añadidos. Muchos de estos productos no requieren fase de carga y se consumen muy fácilmente.

Como desventaja, las pruebas científicas muestran que es virtualmente inútil ya que la creatina es inestable en líquido, se descompone en creatinina.

Creatina efervescente:

La efervescente se combina con azúcar o sodio y una sustancia química que le da una calidad efervescente. Tiene una mejor absorción que la monohidratada y sabe mejor. Sin embargo, tiene azúcar o sodio, dos componentes que los culturistas tratan normalmente de elminar. Es, además, muy cara.