El mejor momento para tomar creatina

Todo aquel atleta o que está intentando transformar su cuerpo sabe que no solo es importante lo que comes, sino cómo y cuándo. El horario en la alimentación es un tema recurrente para deportistas y amantes del gimnasio.

Por un lado, tenemos evidencias científicas que demuestran que el momento de la toma de carbohidratos influye en determinados aspectos importantes, como la formación de glicógeno o la síntesis de proteína muscular. Por el otro, tenemos un lado más práctico: siempre quieres sacar el máximo de todos los productos nutricionales y suplementos que puedas comprar.

El concepto de la hora y de la elección del momento oportuno se puede aplicar a cualquier cosa: desde quemadores de grasa, hasta suplementos de proteínas, carbohidratos u otros productos. Sin embargo, a menudo esta elección está más basada en pruebas anecdóticas que en comprobaciones y estudios científicos.

La creatina no está exenta de este debate. En este caso, se trata de un suplemento anabolizante tan efectivo que merece la pena analizar cuándo nos puede dar los mayores beneficios.

Desde que se popularizó la creatina, ha habido tres tipos de recomendaciones: antes de un entrenamiento, después y cuando tú quieras. Veamos las razones de cada uno e intentemos determinar cómo tomar creatina de la forma más eficiente.

Antes del entrenamiento

El principal argumento a favor de este momento es que debería ser capaz de otorgarte energía extra que puedes aprovechar durante tu sesión. Así pues, podrás entrenar más duro, tendrás más fuerza, lo que te hará activar más fibras musculares y levantar más peso. Estos factores nos pueden conducir al desarrollo muscular.

Después del entrenamiento

En el supuesto contrario, el razonamiento para tomar creatina después de tu rutina gira alrededor de la velocidad con la que este suplemento llegará a nuestros músculos. Cuando acabamos una actividad física intensa, nuestros músculos están más receptivos para recoger nutrientes. Por tanto, el producto irá directo a donde queremos: nuestros músculos.

Creatina monohidratada despues de un entrenamiento para que llegue a los musculos

Cuando quieras

El argumento para tomártelo cuando quieras está basado en la hipótesis de que ambos argumentos son inválidos y no deberías preocuparte mucho por el horario. En otras palabras, la creatina es buena para ti. Así que mientras te la tomes, seguro que verás los resultados.

Como te puedes imaginar, estas teorías tan dispares nos llevan a una simple cuestión: ¿es un punto de vista mejor que los otros?

Lo que la ciencia dice sobre cuándo tomar creatina

Parece sorprendente, pero no se ha realizado mucha investigación para determinar cómo tomar creatina de la mejor manera. Como puedes ver, aún quedan muchísimas cosas por estudiar.

Sin embargo, la base para el consumo tras el entrenamiento proviene de un estudio publicado en 2013 en el JISSN. En este estudio, reunieron a 19 culturistas masculinos que tomaban 5 gramos de creatina monohidratada o antes o después de su sesión. Entrenaban cinco días a la semana, pero también se tomaban la dosis los días que descansaban cuando ellos querían. Las rutinas eran muy similares a las más comunes para cualquier asiduo al gimnasio, así como la metodología. Por tanto, podríamos afirmar que las conclusiones se podrían aplicar a cualquier persona que se dedica a levantar pesas.

Este ensayo se hizo bastante popular por un fragmento en el que determinaban claramente que tomar creatina después del entrenamiento es mejor que antes.

La suplementación con creatina acompañada de ejercicios de resistencia aumenta la masa muscular libre de grasa y la fuerza. Basándonos en las medidas recogidas, parece que consumir cretina inmediatamente después de un entrenamiento es superior a hacerlo antes.”

No obstante, si revisamos cuidadosamente la investigación, no parece haber una diferencia muy significativa.

Si se revisaban los datos estadísticamente, no había una diferencia significativa entre la toma anterior o posterior a la rutina física, por lo que ambos métodos son igual de efectivos. Este protocolo pudo demostrar que ambos grupos pudieron experimentar los beneficios de su suplementación, pero los dos por igual.

Si se analizaba el estudio caso por caso, no encontraron ninguna diferencia notable entre ambos grupos, aunque sí que pudieron vislumbrar cierta tendencia que sugería que podría haber una diferencia. Es decir, los que los investigadores nos querían decir era: “Creemos que consumir monohidrato de creatina después de un entrenamiento es mejor que hacerlo antes, pero necesitamos estudiarlo con más profundidad”.

Revisamos como tomar creatina para sacarle el maximo partido

La respuesta definitiva sobre cómo tomar creatina monohidratada

Teniendo en cuenta las investigaciones que se han realizado sobre este suplemento, cuesta creer lo poco que se ha estudiado el mejor momento para consumirla.

Hasta el momento, parece ser que nos tendremos que quedar con una respuesta universal: tómala cuando mejor te funcione a ti. Simplemente, asegúrate de seguir las instrucciones y las indicaciones para poder aprovechar al máximo los beneficios. Actualmente, existen muchos tipos de creatina, por lo que cada una puede tener un protocolo de consumo. Lee atentamente la etiqueta, asesórate bien y comprueba cuál es la mejor opción por ti mismo.