En su búsqueda por correr más rápido, saltar más alto, sobrepasar sus límites, muchos atletas optan por probar una gran variedad de drogas y suplementos para mejorar su rendimiento. La creatina es la más popular de esas sustancias, de la que se cree que es capaz de aumentar la masa muscular y ayudar a los atletas a alcanzar nuevos hitos en sus marcas.

Una de las razones de la popularidad de este suplemento puede ser su gran accesibilidad. La encontrarás en polvo, en tabletas, barritas de energía o bebidas están disponibles sin necesidad de una prescripción médica en tiendas de nutrición, supermercados y en Internet.

Aunque estamos hablando de una sustancia natural, realmente no ha sido estudiada durante grandes periodos de tiempo. La comunidad científica aun no está segura de todos los efectos que podría tener en el cuerpo humano, particularmente entre la gente joven, o cómo de efectiva puede llegar a ser.

Pero, ¿qué es exactamente? La creatina es una sustancia natural que se convierte en fosfato de creatina en el cuerpo. Éste ayuda a producir una sustancia llamada adenosín trifosfato (ATP) que provee energía para las contracciones del músculo.

El cuerpo produce parte de la que utiliza. El resto puede llegar de alimentos ricos en proteínas como la carne o el pescado.

La creatina

La creatina: beneficios y efectos secundarios

¿Cómo se utiliza la creatina?

En los años setenta, los científicos descubrieron que tomar creatina como suplemento podía mejorar el rendimiento físico. En la década de los noventa, los atletas empezaron a experimentar con ella y se hizo popular como suplemento deportivo. Según los estudios, un 8% de los adolescentes la toman. Es un suplemento particularmente popular entre jóvenes de instituto, universitarios y atletas profesionales, especialmente en fútbol americano, hockey, luchadores y gimnastas. Se estima que un 40% de atletas universitarios y hasta un 50% de profesionales la consumen normalmente entre sus suplementos.

La creatina está enfocada a mejorar la fuerza, incrementar la masa muscular y ayudar a los músculos a recuperarse más rápidamente durante la actividad física. Este empujón muscular puede ayudar a los atletas a alcanzar picos de velocidad y energía, especialmente durante actividades de alta intensidad como el levantamiento de peso o esprints. Sin embargo, la investigación científica también ha mostrado resultados dispares. Aunque algunos estudios han encontrado que sí ayuda a mejorar la actuación durante cortos periodos de tiempo de actividad física, no hay una evidencia clara de que la creatina ayude en los deportes de más larga duración. Varias investigaciones también muestran que no todos los músculos de todo el mundo responden igual. Hay algunas personas que lo utilizan y no han experimentado ningún beneficio.

A pesar de su popularidad entre la gente joven, se ha realizado una investigación muy escasa entre los adolescentes menores de dieciocho años. De los estudios realizados, algunos han demostrado un efecto positivo, pero la evidencia general es inconclusa. En un estudio, nadadores adolescentes mejoraron su actuación después de tomarla; en otro estudio, ayudó a jugadores de fútbol a esprintar, driblar y saltar de manera más efectiva.

Los científicos también están estudiando el impacto que la creatina podría tener en el tratamiento de ciertas enfermedades relacionadas con la debilidad muscular, como:

– Fallo cardíaco o ataque cardíaco
– Enfermedad de Huntington
– Desórdenes neuromusculares, como distrofia muscular o la esclerosis lateral amiotrófica (o enfermedad de Lou Gehrig).

También se estudia como una manera de bajar el colesterol a gente con niveles sensiblemente altos. Aunque los primeros resultados han sido prometedores, aun es muy pronto para afirmar si realmente es efectiva para cualquiera de esas condiciones.

Creatina

Creatina monohidratada

¿Es segura la creatina?

Solo porque la creatina sea natural, no significa necesariamente que sea segura. Los suplementos no están tan regulados como las medicaciones, lo que significa que no siempre puedes saber exactamente lo que hay en lo que estás tomando o en qué cantidades.

Los investigadores aun no conocen seguro los efectos a largo plazo de tomar suplementos, especialmente en gente joven. Los adolescentes que toman creatina a menudo lo hacen sin el consejo médico, lo que les puede llevar a tomar más de la dosis recomendada.

Aunque mucha gente sana puede tomarla sin ningún tipo de problema, la creatina puede, en raras ocasiones, tener efectos adversos, particularmente cuando se usa en exceso. Los efectos secundarios pueden suponer:

– Ganancia de peso
– Ansiedad
– Dificultad en la respiración
– Diarrea
– Fatiga
– Fiebre
– Dolor de cabeza
– Problemas de riñón
– Náusea, vómitos
– Dolores de estómago

Ciertas drogas, incluidas las medicaciones para la diabetes o diuréticos, pueden tener peligrosas interacciones. Tomar estimulantes como la cafeína también puede suponer el aumento de los efectos secundarios.

No se recomienda para personas con problemas en el riñón o en el hígado, o diabetes. Otros que deberían evitar tomarla son los niños menores de 18 años y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Además, no deberías consumirla si estás bajo alguna mediación o suplemento que pudiera afectar tu azúcar en sangre, porque también podría afectar estos niveles.

Si tomas creatina, bebe suficiente agua para prevenir la deshidratación.

No importa lo sano que estés, siempre es aconsejable visitar un médico antes de tomar este o cualquier otro tipo de suplemento.